Inteligencia emocional en niños de primaria

La inteligencia emocional en la escuela primaria

Considere esta situación: Su hijo tiene problemas con los deberes de matemáticas. En lugar de gritar y rendirse, te cuenta lo frustrado que está y te pide ayuda. O esta otra: El amigo de tu hijo recibe una noticia desagradable y cancela sus planes para salir. Tu hijo entiende por qué su amigo no tiene ganas de socializar y hace otros planes.
El conjunto de habilidades que conforman lo que se conoce como “inteligencia emocional” (IE). Este tipo de inteligencia no se mide en los tests de inteligencia. Sin embargo, es crucial para ayudarnos a superar los retos y responder a las situaciones con éxito. También nos ayuda a establecer conexiones positivas con las personas que nos rodean.
La inteligencia emocional puede ser especialmente útil para los niños con diferencias de aprendizaje y pensamiento. Al mismo tiempo, ciertas diferencias de aprendizaje y pensamiento hacen que algunos niños tengan más dificultades para desarrollarla. Conozca más sobre la IE y cómo puede ayudar a su hijo a desarrollar esta capacidad clave.
El concepto de IE existe desde hace décadas. Se popularizó con el libro de 1995, Emotional Intelligence: Por qué puede ser más importante que el coeficiente intelectual. El autor, el psicólogo Daniel Goleman, describió que la IE tiene cinco partes básicas.

La enseñanza de la inteligencia emocional a los alumnos de primaria

Barraca et al. (2009) desarrollaron un nuevo procedimiento para evaluar la capacidad de IE, centrado en las ramas de percepción y comprensión (Test de Sensibilidad a las Interacciones Sociales, TESIS). El TESIS consistía en ver 15 clips de películas con situaciones emocionales y luego elegir entre 5 respuestas a preguntas desarrolladas a cada clip. La prueba tenía como objetivo diferenciar a los individuos (adultos) emocionalmente sensibles de los emocionalmente insensibles. Posteriormente, Sastre et al. (2018) adaptaron el TESIS a una población adolescente (denominado TESIS-SEC) y lo validaron con 1.536 estudiantes de primeros cursos de secundaria. Los resultados revelaron una validez adecuada y un buen ajuste con TESIS (Barraca et al., 2009). Sin embargo, dada la complejidad y el contenido de los fragmentos de películas, el TESIS-SEC no puede utilizarse en niños, por lo que diseñamos una nueva prueba: EMOCINE (EMOción en las escenas de CINE), similar a TESIS. EMOCINE sustituye la narración de situaciones utilizada en el MSCEIT (Mayer et al., 2002) y el MSCEIT-YV para adolescentes tempranos (Rivers et al., 2012), por el visionado de escenas de películas, y obtiene una medida que no depende de la comprensión verbal.

Test de inteligencia emocional pdf

La Inteligencia Emocional (IE) también se conoce como Cociente Emocional (CE), que en realidad es una prueba para medir la IE (Goleman, 2996). Las personas con una alta Inteligencia Emocional utilizan la información emocional para guiar su pensamiento y comportamiento. Pueden ajustar fácilmente sus emociones para adaptarse a sus entornos cuando adquieren sus objetivos. Estos individuos tienen la capacidad de gestionar sus emociones y utilizarlas en su beneficio.
Tener una mayor conciencia de las emociones de los demás, así como ser consciente de sus propios sentimientos, da al individuo una ventaja cuando trabaja en grupo. En el caso de los profesores, por ejemplo, les permite calibrar el estado de ánimo de un alumno y permite al instructor examinar cuidadosamente el clima de la clase. Evaluar los elementos emocionales en cualquier situación, ya sea positiva o negativa, ayudará a mantener a los estudiantes comprometidos y permitirá al profesor comprender mejor su comportamiento y su mentalidad actual (Goldstein, 2017).
Gestionar la inteligencia emocional de un alumno permite obtener mayores resultados. He observado cómo los profesores leen los estados emocionales de sus estudiantes, entienden sus reacciones y niveles de estrés y observan cómo los instructores manejan sus aulas con estrategias y enfoques muy comprensivos y compasivos, produciendo así un increíble rendimiento de los estudiantes. Entonces, ¿cómo mejorar la Inteligencia Emocional de tus alumnos?

Inteligencia emocional para el desarrollo infantil pdf

“Te cuesta dejar de jugar y venir a cenar, y aun así, ya es hora”. “Te gustaría tenerme sólo para ti, ¿verdad?” “Estás muy decepcionado porque está lloviendo”. “Quieres quedarte despierto hasta más tarde como los niños grandes, lo sé”. “¡Estás enojado porque tu torre se cayó!”
“Estás tan decepcionado porque Molly no puede venir porque está enferma. Tenías muchas ganas de jugar con ella. Cuando estés preparado, quizá podamos pensar en otra cosa que hacer que te parezca divertida.” “Te frustra bastante que Sam no te dé un turno. A veces tienes ganas de no jugar más con él. Pero también te gusta mucho jugar con él. Me pregunto qué podrías decirle a Sam, para que escuche cómo te sientes”.

Compartir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad