Tarta de almendra asturiana

Tarta de almendra asturiana

Pastel de la calle

Los borrachinos (migas de pan con huevo), la leche frita (con azúcar y empapada en vino blanco), las casadiellas (albóndigas dulces rellenas de nueces, azúcar y anís), los carbayones de Oviedo (hojaldre relleno de almendras y cubierto de glaseado) y el panchón (grano de pan de espelta con mantequilla y azúcar que se fríe y desmenuza antes de servir, típico de Aller).
Es uno de los postres más conocidos de la gastronomía asturiana y vamos a explicar cómo hacerlo para que esté delicioso. Nada de merengues para acompañarlo, hojas de menta, frambuesas… y demás, hay cada receta en la red y en algunos libros de cocineros de renombre que asusta. …
Las casadiellas o “casadielles” son una masa de harina de trigo que se rellena con una mezcla de frutos secos, azúcar y anís; también hay quien las hace con hojaldre. Tienen 15 cm. de longitud y están llenas de dulzura.
Esta dulcería típica, a la que muchos estudiosos de la cocina asturiana atribuyen un claro origen romano, está relacionada con el clásico nucatus que se preparaba con harina, miel y frutos secos, y posiblemente la palabra casadiella derive del término latino capsella (ʻcajitaʼ) , que de alguna manera define…

Recetas de la calle bake

La cocina asturiana es una de las más ricas de España, con cientos de recetas para comer en cualquier época del año. Viajar a Asturias es un auténtico placer, y más con la idea de hacer turismo gastronómico. Pero hay que estar atento al Principado: los platos, sean los que sean, son siempre abundantes. Es una pena hacer un viaje y luego descubrir que nos hemos perdido, por ejemplo, pueblos que ver y, en este caso, recetas y productos que comer. Con esta lista estamos seguros de que no te dejarás ninguno.
La sidra asturiana es un producto imprescindible en esta comunidad, elaborada con manzanas. En Asturias hay hasta 500 tipos de esta fruta. No pierdas la oportunidad de ver cómo degusta la sidra un verdadero maestro, para comprobar después que no es nada sencillo. Escurrir o escanciar la sidra significa servirla con el brazo en alto, cayendo desde una altura llamativa y rompiendo en el vaso en forma de espuma.
En todo el Cantábrico, a lo largo de la A-8, el proceso de elaboración de la sidra comienza en primavera, cuando florece el manzano. Entonces la sidra se transforma en el “llagar”. La sidra natural tradicional, la sidra natural de nueva expresión y la sidra espumosa tienen Denominación de Origen Protegida. Se utiliza para elaborar muchas recetas, como la merluza a la sidra asturiana.

La calle de los pasteles

Ninguna experiencia de viaje está completa sin un recorrido por los sabores de la ciudad que se visita. Si tiene curiosidad por saber a qué sabe Sevilla, puede darse el lujo de degustar los dulces de varias pastelerías, panaderías y conventos. El aroma de la canela, el anís y la almendra le esperan…
La estrecha relación de Sevilla con su historia es una de las características que confiere a la ciudad una personalidad que muchos viajeros disfrutan. En Sevilla podrá comprobar que la historia está viva y presente. No es sólo un relato polvoriento. Más bien, puede percibir la historia de Sevilla en cada piedra y a la vuelta de cada esquina. El cariño de Sevilla por su herencia cultural se traslada también a su gastronomía. Y la mejor manera de entenderlo es probando sus pastelerías históricas.
Las recetas de los dulces más queridos de Sevilla se conservan en establecimientos (algunos centenarios) donde los aromas llenan y se filtran por las vitrinas de la repostería. Allí se pueden encontrar y degustar especialidades como el tocino de cielo (un postre parecido al flan pero más dulce y cremoso), los cortadillos de cidra (pasteles cuadrados con textura de magdalena, rellenos de pasta de sidra asturiana), las tejas de almendra (pastas de almendra finas y duras y redondeadas)… y muchas otras exquisiteces.

Tarta de almendra asturiana 2020

Tarta de naranja sanguina, requesón y polentaLos cítricos tienen una larga tradición en Asturias y hacen una combinación celestial junto con el requesón local, las almendras y la harina de maízLee en castellanoUno de los alimentos de temporada más excitantes para tomar en invierno son los cítricos. Desde Niembru hasta Doiras, no es raro ver limoneros y naranjos cargados de frutos por toda Asturias, ya que los cítricos tienen una larga tradición en la región.En el siglo XVII eran una de las principales exportaciones a importantes puertos comerciales de Inglaterra y Holanda, donde las naranjas asturianas estaban muy bien consideradas. Según el libro “Asturias y el comercio con el norte de Europa (1650-1700)”, escrito por Luis Cueto-Felgueroso, de la costa asturiana partían regularmente barcos cargados de cítricos asturianos, principalmente naranjas y limones. Sin embargo, hoy en día es difícil encontrar cítricos asturianos fuera de la región.

Compartir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad