Receta pescado en salsa verde

Receta pescado en salsa verde

La salsa verde italiana

Los pescadores del norte de España, en torno al Golfo de Vizcaya, pescaban merluza cuando salían a cazar ballenas en los mares del norte y los cocineros vascos dieron a este pescado largo y delgado de carne delicada un lugar de prestigio en la gastronomía española. Esta es una de las recetas vascas preferidas para cocinar merluza, pero se pueden utilizar otros pescados como el rape o el bacalao de la misma manera. El perejil es la hierba vasca por excelencia. La utilizan al menos cuatro veces más que en cualquier otra parte de España. La salsa de este plato, elaborada con aceite de oliva, ajo y perejil, adquiere una textura untuosa gracias al propio pescado. La piel también juega un papel importante, por lo que no hay que quitarla. Esta versión, con espárragos, también se llama a la koskera. El agua de cocción de los espárragos forma parte de la salsa.
En una sartén grande se remueve el ajo con el aceite a fuego suave sólo unos segundos hasta que suba el aroma. No deje que se dore. Añadir la harina y remover durante un minuto aproximadamente. Añada el perejil y, a continuación, añada poco a poco 250 ml del agua de cocción reservada de los espárragos, removiendo enérgicamente. Añadir una pizca de sal y cocer a fuego medio sin tapar durante unos 8 minutos hasta que la salsa espese un poco.

Pescado mexicano con salsa verde

Los pescadores del norte de España, en torno al Golfo de Vizcaya, pescaban merluza cuando salían a cazar ballenas en los mares del norte y los cocineros vascos dieron a este pescado largo y delgado de carne delicada un lugar de prestigio en la gastronomía española. Esta es una de las recetas vascas preferidas para cocinar merluza, pero se pueden utilizar otros pescados como el rape o el bacalao de la misma manera. El perejil es la hierba vasca por excelencia. La utilizan al menos cuatro veces más que en cualquier otra parte de España. La salsa de este plato, elaborada con aceite de oliva, ajo y perejil, adquiere una textura untuosa gracias al propio pescado. La piel también juega un papel importante, por lo que no hay que quitarla. Esta versión, con espárragos, también se llama a la koskera. El agua de cocción de los espárragos forma parte de la salsa.
En una sartén grande se remueve el ajo con el aceite a fuego suave sólo unos segundos hasta que suba el aroma. No deje que se dore. Añadir la harina y remover durante un minuto aproximadamente. Añada el perejil y, a continuación, añada poco a poco 250 ml del agua de cocción reservada de los espárragos, removiendo enérgicamente. Añadir una pizca de sal y cocer a fuego medio sin tapar durante unos 8 minutos hasta que la salsa espese un poco.

Salsa verde española para el marisco

Tenemos la suerte de contar con dos buenos mercados/tiendas de pescado a la vuelta de la esquina. Así que, con pocas excepciones, los utilizamos semanalmente, aunque lo que conseguimos puede ser limitado. Lamentablemente, mi hijo pequeño, cada vez más quisquilloso, sólo come salmón (y si lo hago en forma de pasteles de pescado), lenguado o langosta. Todo un paladar, lo sé.
Sin embargo, a veces compro un trozo de lenguado para él y algo más para nosotros, y para el Año Nuevo eso es exactamente lo que hice. En nuestra pescadería local había unos filetes de lubina con muy buena pinta, así que decidí preparar un plato sencillo pero sabroso: lubina con salsa verde.
Una salsa verde italiana es una simple mezcla de hierbas frescas (normalmente, al menos perejil), alcaparras, anchoas, limón, ajo, aceite de oliva y mostaza. Las hierbas pueden variar un poco aquí y allá, pero por lo demás es muy parecida. Se suele servir con pescado, pero también va con muchas verduras (como en mis filetes de coliflor asados con salsa verde).
Esta salsa es mejor hacerla con poca antelación a su uso, pero se conserva un par de días refrigerada. Sólo tiende a perder el color vibrante, aunque se conservará un poco mejor con un poco de aceite extra por encima.

Receta de salsa verde

De niño siempre pensé que la salsa verde se hacía con tomates verdes, pero en realidad se hace con un pariente lejano del tomate de México, el tomatillo, naturalmente ácido. Un tomatillo parece un pequeño tomate verde cubierto con una cáscara. No pertenece al mismo género que los tomates, aunque ambos son de la familia de las solanáceas (junto con las berenjenas y los pimientos).
Para hacer la salsa verde, tendrás que cocer los tomatillos, lo que puedes hacer hirviéndolos, asándolos en el horno o en una sartén. Los tres métodos son rápidos y sencillos, aunque con la cocción a la parrilla o el asado en la sartén, se obtiene un sabor adicional por la cocción de los tomatillos.
Para cocinar los tomatillos, puedes asarlos en el horno, dorarlos en la estufa o hervirlos. Asarlos en el horno o dorarlos en la estufa les dará más sabor. Ambas formas funcionan, aunque hervir es la forma más común de cocinar los tomatillos.El ajo es opcional. Puedes cocinar algunos dientes con los tomatillos en cualquiera de estos pasos, o añadir uno o dos dientes de ajo crudos cuando vayas a licuar la salsa.

Compartir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad