Receta callos a la gallega

Receta callos a la gallega

5:51cómo hacer callos a la gallega: cocina con acento filipinoentyoutube – 7 ene 2015

Callos a la Gallega… sé que los callos, tal y como los conocemos, no están en el top de las listas culinarias de la mayoría de la gente, pero esta receta podría convertir a algunos de los más aprensivos. Los callos a la gallega son sólo una parte de un guiso rico, complejo y completamente delicioso y es un buen ejemplo de la cocina tradicional gallega…
La comida española puede ser bastante compleja e incluso laboriosa y este plato requiere un poco de preparación… pero vale la pena el esfuerzo. No hay cantidades en la receta de abajo, use su propio juicio… pero haga bastante ya que los Callos están aún mejor el segundo o tercer día después de la cocción…
Lavar los callos, cortarlos en trozos del tamaño de un bocado y ponerlos en una cacerola con agua fría y llevarlos a ebullición durante 2 o 3 minutos. Escurrir, enfriar y aclarar con agua fría y abundante zumo de limón. Aclarar de nuevo con más agua fría, secar y marinar junto con un trozo de pezuña de ternera o vaca (de la rodilla para abajo – pida a su carnicero que lo corte en rodajas gruesas). Esta parte de la pezuña proporciona mucha gelatina que espesará y enriquecerá la salsa final. Para el adobo, utilice aceite de oliva, perejil fresco, ajo picado y pimienta negra.

Cómo cocinar callos con garbanzos

Pero hoy vamos a hablar de las típicas recetas de callos que se pueden encontrar en cualquier página web, por supuesto que no, vamos a hablar de una receta tradicional que ha pasado de generación en generación durante siglos.
Esto facilitará el trabajo de limpieza de estas carnes. Aunque hoy en día se venden mucho más limpias que hace años. El zumo de limón nos ayudará en el proceso para que queden inmaculadas para cocinarlas.
No necesitaremos más que un buen pan gallego para mojar en la salsa. No olvidéis una copa de vino tinto para disfrutar como mandan los cánones de un gran plato de callos gallegos. Una maravilla, os lo aseguro, y regado con un buen sido Estrella Galicia aún mejor.
Pero hoy vamos a hablar de las típicas recetas de callos que se pueden encontrar en cualquier página web, por supuesto que no, vamos a hablar de una receta tradicional que ha pasado de generación en generación durante siglos.
Esto facilitará el trabajo de limpieza de estas carnes. Aunque hoy en día se venden mucho más limpias que hace años. El zumo de limón nos ayudará en el proceso para que queden inmaculadas para cocinarlas.

9:20¡la mejor receta de callos de la historia! (el ganador de la especialidad …poklee cooking officialyoutube – 28 feb 2020

Callos a la Gallega…sé que los callos o tripas como los conocemos no son los primeros en la lista culinaria de la mayoría de la gente, pero esta receta podría convertir a algunos de los más aprensivos. Los callos a la gallega son sólo una parte de un guiso rico, complejo y completamente delicioso y es un buen ejemplo de la cocina tradicional gallega…
La comida española puede ser bastante compleja e incluso laboriosa y este plato requiere un poco de preparación… pero vale la pena el esfuerzo. No hay cantidades en la receta de abajo, use su propio juicio… pero haga bastante ya que los Callos están aún mejor el segundo o tercer día después de la cocción…
Lavar los callos, cortarlos en trozos del tamaño de un bocado y ponerlos en una cacerola con agua fría y llevarlos a ebullición durante 2 o 3 minutos. Escurrir, enfriar y aclarar con agua fría y abundante zumo de limón. Aclarar de nuevo con más agua fría, secar y marinar junto con un trozo de pezuña de ternera o vaca (de la rodilla para abajo – pida a su carnicero que lo corte en rodajas gruesas). Esta parte de la pezuña proporciona mucha gelatina que espesará y enriquecerá la salsa final. Para el adobo, utilice aceite de oliva, perejil fresco, ajo picado y pimienta negra.

Comentarios

Saltar a la recetaLa receta de tripa a la florentina (llamada en italiano “Trippa alla Fiorentina”) es uno de los platos más desafiantes de la cocina toscana: el infierno o el cielo para cualquier aficionado a la gastronomía que quiera explorar a fondo las tradiciones florentinas.
Se trata de la pared muscular de tres de los cuatro estómagos de la vaca: el Rumen, el Retículo y el Omaso. El cuarto estómago, llamado Abomaso, no se utiliza habitualmente para preparar los Callos, pero es esencial para hacer otra delicia popular florentina: el Lampredotto.
Como he dicho, los callos se cocinan y se comen desde el principio de los tiempos. En la antigua Grecia, los callos se asaban comúnmente en fogones; mientras tanto, los romanos introdujeron el uso de los callos en embutidos.
Los callos también eran tradicionalmente apreciados en el territorio vasco (Tripakiak), en Galicia (Tripas), en Germain (Streifen), en Galles (Treip), en Francia (Tripes) y en Bretaña (Stripen). La palabra protogermánica para indicar los callos (Stripanan) significa raya en inglés, y deriva de la forma de cortar y servir esta carne.

Compartir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad