Rabo de toro guisado

Rabo de toro guisado

Tradiciones caribeñas de grace…

Como la mayoría de los cortes duros, el rabo de buey se cocina mejor a fuego lento durante varias horas. Suelen ser grasos, por lo que nos gusta cocinarlos con un día de antelación, para poder enfriarlos durante la noche y raspar la grasa de la parte superior al día siguiente.
Escanee activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Rabo de buey a la portuguesa

Como la mayoría de los cortes duros, el rabo de buey se cocina mejor a fuego lento durante varias horas. Suelen ser grasos, por lo que nos gusta cocinarlos con un día de antelación, para poder enfriarlos durante la noche y raspar la grasa de la parte superior al día siguiente.
Escanee activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Receta de rabo de buey en singapur

Si alguna vez me preguntan cuál es mi plato jamaicano favorito, probablemente diré que el rabo de buey. Es una receta que mi madre preparaba para ocasiones especiales. Ojalá pudiéramos comerlo todas las semanas, pero el rabo de buey puede ser muy caro. Así que se convirtió en una de esas cenas especiales de los domingos o de “vamos a celebrar algo”.
Los rabos de buey suelen tardar horas en cocinarse. Pero vaya, el sabor y la ternura que aporta el rabo de buey merecen la pena. Por suerte para mí, soy una fanática de la cocina a presión y descubrí que usar una olla a presión reduce el tiempo de cocción del rabo de buey en una tonelada.    Para esta receta, puedes utilizar una olla a presión o incluso una olla lenta.
En primer lugar, preparo mis ingredientes picando la cebolla, el ajo y el chile scotch bonnet o habanero. Asegúrate de quitar las semillas y la membrana del pimiento picante, o tu rabo de buey será demasiado picante.
A continuación, prepara tus rabos de buey limpiándolos con un poco de agua y vinagre y luego sécalos con unas toallas de papel. Lo sé, lo sé, dicen que no hay que lavar la carne, pero mi madre me echaría la bronca literalmente si no lo hiciera. Así que lo hago.

Rabo de buey jamaicano con albóndigas

No se asuste por el rabo de buey sólo porque no lo haya cocinado nunca. Es tan carnoso y rico como las costillas, e igual de sencillo de preparar. En este guiso abundante, la carne se cocina a fuego lento en vino con zanahorias y apio. Puede sustituir estas raíces por otras verduras. Por ejemplo: champiñones, tallos de apio, nabos, colinabos, trozos de calabaza de invierno y boniatos. También se pueden omitir las verduras y servirlo todo sobre puré de patatas, fideos de huevo o polenta. Como todos los estofados, se puede hacer con al menos cuatro días de antelación, y mejora a medida que se asienta.

Compartir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad